Connect with us

NOTICIAS INTERNACIONALES

Pekín amplía restricciones al movimiento para contener el rebrote de coronavirus

Published

on

Decenas de vuelos con salida y llegada a Pekín han sido cancelados, los colegios están cerrados y se han aislado algunos barrios de la capital china, mientras las autoridades intensifican sus esfuerzos para contener un brote de coronavirus que ha avivado los temores de un contagio más amplio.

El rebrote de la enfermedad en la capital de China durante los últimos seis días ha alterado la vida cotidiana de muchos de sus habitantes y algunos temen que toda la ciudad se dirija hacia un confinamiento al seguir en aumento el número de nuevos casos de COVID-19.

Las autoridades sanitarias informaron de 31 nuevas infecciones confirmadas el 16 de junio, con lo que las infecciones acumuladas desde el jueves ascienden a 137, el peor rebrote de la enfermedad en Pekín desde principios de febrero.

Aunque las carreteras y autopistas de la ciudad seguían abiertas y no se ha ordenado parar a las empresas y las fábricas, las autoridades intensificaron las medidas para restringir la circulación hacia, desde y alrededor de la ciudad el miércoles.

El rastreador de datos de vuelos Variflight mostró que cerca del 60% de los vuelos programados con destino y origen en el Aeropuerto Internacional de Pekín han sido cancelados o probablemente serán cancelados a partir de la tarde del miércoles.

En el otro gran aeropuerto de la ciudad, Daxing, alrededor del 70% de los vuelos de entrada y salida se han cancelado o probablemente se cancelen. La mayoría de los vuelos afectados son nacionales.

Los medios de comunicación estatales dijeron que las autoridades ferroviarias estaban concediendo reembolsos completos de todos los billetes de ida y vuelta a Pekín, en un aparente intento de disuadir a la gente de viajar aunque los servicios no se hayan cancelado oficialmente.

Todos los servicios de taxis y otros servicios con conductor, así como algunas rutas de autobús de larga distancia se cancelaron el martes tras colocar las autoridades de nuevo a la ciudad en el nivel dos de alerta, el segundo más alto en un sistema de respuesta de emergencia de cuatro niveles contra la COVID-19.

Se han designado unos 27 barrios como zonas de riesgo medio, en los que las personas que entran son sometidas a controles de temperatura y registro. Una zona cercana al gigantesco mercado mayorista de alimentos considerado foco del brote se ha marcado como zona de alto riesgo, poniendo en cuarentena a los residentes.

Guarderías, colegios de primaria y secundaria de todo Pekín están cerrados, al igual que algunos restaurantes, bares y discotecas.

Comentarios

Continue Reading
Haz clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Principales