Connect with us

ANÁLISIS DEL ING. BLANDÓN

Xi Jinping visita Wuhan, en una importante señal de confianza en la victoria contra el coronavirus

Published

on

El presidente chino, Xi Jinping, voló este martes a Wuhan, el origen de la epidemia de Covid-19, en una visita sorpresa. Es la señal más clara hasta el momento de que China ya empieza a dar por ganada la batalla contra el coronavirus  que ha causado la muerte a más de 4.000 personas en todo el mundo, más de 3.100 de ellas en este país.

Xi llegó a la capital de la provincia de Hubei para “una inspección de las medidas de prevención contra la epidemia”, según ha informado la agencia de noticias estatal Xinhua. Durante su estancia, el presidente se reunía con personal en la lucha en primera línea contra la enfermedad: profesionales sanitarios, trabajadores comunitarios, militares y policías. También ha saludado a pacientes y vecinos.

Varias imágenes difundidas por los medios estatales chinos han mostrado a Xi en el exterior del hospital de Huoshenshan, uno de los dos construidos a velocidad récord para dar tratamiento a los contagiados por el virus, protegido por una mascarilla quirúrgica. También dentro de una sala, rodeado de funcionarios y militares, mientras conversaba por videoconferencia con un enfermo y un grupo de médicos cubiertos por trajes protectores.

La Comisión Nacional de Sanidad china anunció este martes 19 nuevos contagios en todo el país, la cifra más baja desde que se declaró la epidemia. De ellos, 17 se detectaron en Wuhan. Los dos restantes son casos importados, uno desde el Reino Unido y el segundo, desde España.

En total, más de 100.000 personas han quedado afectadas en todo el mundo, de ellas más de 80.000 en China. Pero en este país las cifras de nuevos casos se han ido reduciendo gradualmente y ya se limitan a unas pocas decenas. Desde el sábado solo se registran infecciones comunitarias en Wuhan, y el puñado de casos detectado en el resto del territorio son importados.

La visita de Xi a Wuhan, la primera desde que comenzó la crisis, envía un mensaje de que lo peor ha pasado, China está ganando lo que se ha planteado como una “guerra” contra el virus y ya la situación se encuentra lo suficientemente bajo control como para poder reincorporarse al trabajo y recuperar la normalidad de modo gradual. Pero siempre con cautela.

Tanto los políticos como los médicos chinos hacen hincapié en evitar una segunda ola de infecciones con el regreso a sus hogares y sus puestos de trabajo de las decenas de millones de personas que aún se encuentran desplazadas.

Fuente: elpais.com

Comentarios

Continue Reading
Haz clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Principales