Connect with us

SALUD Y VIDA

Latas de aluminio podrían reemplazar botellas de plástico

Published

on

Las multinacionales del agua embotellada están intensificando las pruebas con latas de aluminio fácilmente reciclables para sustituir al plástico que contamina los mares del mundo. ¿Un triunfo para el medio ambiente? No del todo.

Las latas de aluminio pueden implicar menos residuos oceánicos, pero tienen su propio costo ecológico: la producción de cada lata manda a la atmósfera aproximadamente el doble de dióxido de carbono que cada botella de plástico.

El grupo francés Danone se ha sumado a estas iniciativas, al anunciar a Reuters que había comenzado a sustituir algunas botellas de plástico por latas de aluminio para marcas locales de agua en Reino Unido, Polonia y Dinamarca.

Este plan, desconocido hasta ahora, se produce en momentos en que rivales multinacionales como Coca-Cola Co, PepsiCo y Nestlé también están lanzando versiones enlatadas de marcas de agua.

La industria de las bebidas se ha estado esforzando por hacer frente al malestar de la opinión pública por las escenas de enormes montones de desechos plásticos que contaminan los océanos, comprometiéndose a aumentar los programas de reciclaje.

Sin embargo, no todo es blanco y negro en el frente verde. Al aumentar el reciclaje a través de las latas, las empresas podrían estar socavando sus esfuerzos por reducir la huella de dióxido de carbono, lo que ilustra el trabajo de malabarismo al que pueden enfrentarse para contentar a inversores, activistas y los consumidores conscientes del medio ambiente.

“Ese es el dilema en el que habrá que elegir”, dice Ruben Griffioen, director de sostenibilidad de materiales de embalaje de Heineken, añadiendo que la compañía estaba tratando de reducir tanto los residuos plásticos como las emisiones.

Reciclar el plástico es más complejo, se registra un proceso de degradación y hay menores tasas de reutilización que con el aluminio, por lo que el metal se ha presentado como una alternativa más ecológica. Las latas tienen un promedio de 68% de contenido reciclado en comparación con sólo el 3% del plástico en los Estados Unidos, según datos de la Agencia de Protección Ambiental.

Las nuevas marcas de agua también están causando sensación.

“Mananalu librará al mundo de los envases plásticos de agua y comenzará una ola de cambios”, dice el sitio web de la nueva agua enlatada lanzada por el actor de Hollywood Jason Momoa, conocido por interpretar a Aquaman. Otra empresa, Liquid Death, proclama sus “latas ecológicas” y utiliza el hashtag #DeathtoPlastic (“Muerte al plástico”).

“La industria del aluminio puede jugar con el hecho de que su producto es infinitamente reciclable, y tienen razón”, dice Martin Barrow, director de huella ecológica en la consultoría sin fines de lucro Carbon Trust, con sede en Reino Unido.

“Pero el aluminio primario usa grandes cantidades de electricidad y también tiene algunas emisiones químicas de gases de efecto invernadero”, explicó.

Comparar las huellas de dióxido de carbono del aluminio y los plásticos es un cálculo complejo, porque fabricar el metal con energía hidráulica en lugar de combustibles fósiles disminuye las emisiones, mientras que el uso de aluminio reciclado las reduce aún más.

Comentarios

Continue Reading
Haz clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Principales