Connect with us

NOTICIAS INTERNACIONALES

Asesinados en México fueron carnada por carteles del narcotráfico

Published

on

 Tres mujeres y seis niños de una comunidad mormona mexico-estadounidense que murieron en una emboscada en el norte de México fueron víctimas de una batalla entre un brazo del Cartel de Sinaloa y su rival, el Cartel de Juárez, dijeron el miércoles funcionarios.

La agresión ocurrió el lunes por la mañana cuando las víctimas conducían por un remoto camino de terracería en el fronterizo estado Sonora para reunirse con familiares en el vecino estado Chihuahua y Phoenix, Arizona.

“Fuimos atacados deliberadamente, usados como carnada”, dijo Lafe Langford, primo de algunas de las víctimas y quien creció en la misma comunidad mormona, establecida en el norte de México desde hace décadas.

Horas antes de la agresión, integrantes del grupo criminal La Línea, una facción del Cartel de Juárez, envió hombres armados para defender el área fronteriza del estado, después de que Los Salazar, del Cartel de Sinaloa, atacaron una ciudad cercana, informó un funcionario de la Secretaría de Defensa.

El Cartel de Juárez quería mantener al Cartel de Sinaloa fuera de su territorio, dijo a periodistas el general Homero Mendoza. Si bien no se ha dado alguna explicación oficial de los asesinatos, Mendoza y otros funcionarios han dicho que el Cartel de Juárez pudo haber confundido a la familia con sus rivales.

Sin embargo, familiares de los fallecidos han descartado la hipótesis de que los vehículos donde viajaban las madres con un total de 14 niños podrían haber sido atacados por error.

“Nos dispararon, quemaron nuestros vehículos para enviar una señal de humo al cielo”, dijo Langford, argumentando que el objetivo de los delincuentes era atraer a la facción del Cartel de Sinaloa a una batalla.

El desgarrador relato de las familias sobre los hechos y los esfuerzos para rescatar a los niños sobrevivientes incluyen información de disparos desde las laderas que se prolongaron hasta bien entrada la noche.

Los asesinatos provocaron llamadas inmediatas del presidente Donald Trump para que México uniera fuerzas con Estados Unidos para tomar medidas enérgicas contra los cárteles, en medio de crecientes preocupaciones sobre la seguridad tras una serie de asesinatos masivos en las últimas semanas.

México ha respondido instando al gobierno estadounidense a que ayude a detener el flujo ilegal de armas al sur de la frontera.

El secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, enfatizó que en la escena del crimen se encontraron, entre otros, casquillos de armas Remington de origen estadounidense. “Ese es uno de los detalles más relevantes que podemos darles”, dijo a periodistas el miércoles.

Comentarios

Continue Reading
Haz clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Principales